sidebar Clínica Dermatológica - Dr. Edgardo Rodríguez Vallecillo: agosto 2018

Translate This Page

English Version

For your convenience you may translate using the available Google translator.

martes, 14 de agosto de 2018

Un círculo blanco alrededor de un lunar

circulo blanco alrededor de lunar
Los círculos o halos blancos alrededor de un lunar pueden ser un motivo de preocupación o alarma, aunque en la mayoría de los casos, innecesaria. Estos lunares (nevos),  llamados «nevo en halo», o lunar de Sutton, en honor al dermatólogo que lo describió en 1916, son comunes en los niños y la población joven. Ocurren más comúnmente en el tronco. Se ven en ambos sexos por igual y en personas de cualquier raza. Aunque su origen exacto se desconoce, se piensa que el sistema inmune está atacando al lunar porque de alguna manera interpreta que tiene algún cambio anormal y trata de eliminarlo.

En este caso, los linfocitos, un tipo de glóbulo blanco, circundan el lunar y atacan los melanocitos que lo componen así como los melanocitos de la piel circundante. Esto provoca que esa piel se torne blanca o despigmentada alrededor del lunar.

El proceso completo de los nevos en halo los podemos dividir por varias etapas o estadíos a través del tiempo:

Estadío I - Se forma un halo blanco alrededor de un lunar existente

Estadío II - Halo blanco persiste y el lunar empieza a aclarar (véase foto)

Estadío III - El lunar ha desaparecido pero todavía existe el halo blanco 

Estadío IV - El halo blanco lentamente desaparece y la piel vuelve a su normalidad

martes, 7 de agosto de 2018

Riesgo de cáncer de piel en Receptores de trasplante

Receptores de organos trasplantados
Si eres uno de tantos puertorriqueños receptores de transplante de órganos, o vas a serlo, debes saber que tu riesgo de cáncer de la piel está aumentado luego del trasplante. Por eso es importante que antes y después de un trasplante, hayas tenido y mantengas una evaluación periódica dermatológica que prevenga o disminuya tu riesgo de desarrollar un cáncer de la piel. El riesgo mayor es del carcinoma de células escamosas, el segundo cáncer de piel más frecuente en la población. Sin embargo también está aumentado el riesgo del carcinoma basocelular y el melanoma. En el caso del escamoso, se estima que el riesgo es 100 veces mayor comparado con la población general.

El riesgo aumentado de cáncer de la piel se debe a diversos factores que coinciden. Primero y tal vez el más evidente, es que el receptor de trasplante de órgano requiere medicamentos antirechazo a largo plazo. Esto hace que las defensas del cuerpo estén más débiles lo que permite o facilita el desarrollo de cáncer.

Por otro lado, mientras más bajo es tu fototipo, es decir, mientras más clara es tu piel, más daño solar acumulativo vas a tener en tu piel antes del trasplante. En otras palabras, mientras más daño previo tiene la piel antes del trasplante, mayor riesgo habrá que se desarrolle cáncer de piel en el futuro.

Más aún, algunos de los medicamentos utilizados en la inmunosupresión pueden hacer al receptor más sensible al daño solar. Por eso es importante que un(a) dermatólogo(a) forme parte de tu equipo de cuidado pre y post trasplante.