sidebar Clínica Dermatológica - Dr. Edgardo Rodríguez Vallecillo: Los estafilococos aureus resistentes a meticilina o MRSA

Translate This Page

English Version

For your convenience you may translate using the available Google translator.

miércoles, 14 de octubre de 2015

Los estafilococos aureus resistentes a meticilina o MRSA


infecciones bacterianas en el deporte
Todos asociamos el fútbol americano con traumas a la cabeza y fractura​s​ de hueso pero el deporte, no importa cual, puede ser peligroso debido ​también ​a infecciones bacterianas​, que se presentan con frecuencia al dermatólogo o el médico primario. Esta interesante reseña, que puedes acceder AQUÍ, sobre una lastimadura en el tobillo d​e este conocido jugador​ profesional de la NFL, que se infectó luego de una inyección en la coyuntura, enfatiza el peligro ​actual de infecciones de piel con bacterias comunes. Estos microbios, a través del uso indiscriminado de antibióticos, se han tornado resistentes a muchos de estos, lo que ocasiona un serio dolor de cabeza para la Medicina.

Los estafilococos aureus resistentes a me​t​ici​li​na​ o MRSA (pronunciado Mirsa) por sus siglas en inglés​, son bacterias muy comunes en infecciones de piel y tejido blando​. Son responsables de abcesos, foliculitis, impétigo, furúnculos, celulitis y otras. Aunque originalmente se veían mayormente asociadas a pacientes en unidades de cuidado intensivo con numerosos catéteres y tubos dentro del cuerpo, hoy en día, estas infecciones se han expandido a la comunidad y las vemos con demasiada frecuencia.


Detectadas un prontitud y manejadas con los antibióticos adecuados, ​ en la mayoría de los casos se pueden curar en forma ambulatoria con antibióticos orales. Sin embargo, cuando estas infecciones se complican y hay fiebre, postración o algún signo de infección sistémica o afectación de los tejidos profundos como el hueso, tal y como ocurrió en este atleta, se requiere hospitalización, intervenciones quirúrgicas, y antibióticos intravenosos de uso prolongado. En casos extremos o en pacientes debilitados o con circulación comprometida, lo que con frecuencia padecen los diabéticos, pueden terminar en gangrena y en amputaciones.

Los que practican deportes que tienen contacto físico, o en los cuales se comparte equipo o aperos como las artes marciales, lucha, baloncesto o se ejercitan en los gimnasios, son propensos a estas y otras infecciones. El riesgo aumenta cuando afeitas tu cuerpo, pues dejas poros o pequeñas abrasiones más vulnerables a la entrada de bacterias. Evita compartir toallas, cepillos, jabones y otros artículos de aseo personal.


Cualquier ​á​rea ​de la piel enrojecida y doloros​a​ o que supure ​p​us debe ser atendida ​d​e inmediato por tu médico para evitar complicaciones previsibles. Recuerda que, en la guerra como en el deporte, ningún enemigo es pequeño.