sidebar Clínica Dermatológica - Dr. Edgardo Rodríguez Vallecillo: Las dermatitis del área anogenital

Translate This Page

English Version

For your convenience you may translate using the available Google translator.

martes, 17 de marzo de 2015

Las dermatitis del área anogenital

Dermatitis ano genital
Las dermatitis que causan picor, inflamación y molestia en el área anogenital no son un tema del cual se habla tan a menudo como se debería, a pesar que es un problema muy común en ambos sexos. Puede tener causas muy diversas como discutiremos a continuación. Más aún, muchas personas se abochornan, no saben a dónde acudir y desconocen que los dermatólogos son la especialidad médica que mejor conoce todas las enfermedades que afectan la delicada piel anogenital.

Las causas más comunes de las afecciones del área anogenital son:

Infecciones - Algunas infecciones en esta área pueden ser por transmisión sexual y otras están relacionadas a un clima cálido como el nuestro que provoca un aumento en la humedad del área.


Infecciones por hongos - Hay varios tipos de hongos que afectan esta zona. Algunos afectan solo la entrepierna y otros pueden afectar propiamente el área genital y en el caso de la mujer, específicamente la vagina. En este último caso factores hormonales como el embarazo, los anticonceptivos orale y el uso de antibióticos de amplio espectro promueven un mayor riesgo de candidiasis, uno de los hongos más comunes. Este tipo de infección, aunque podría pegarse a la pareja, no se considera una enfermedad de transmisión sexual. Ocurre también en bebés y en personas encamadas que utilizan algún tipo de pañal.

Infecciones por bacterias - Una de las bacterias más comunes que afectan esta zona es el Estafilococo áureo, que suele provocar lesiones con pus y dolor que pueden ser solitarias o múltiples. En ocasiones pueden ocurrir por la afeitada que deja poros abiertos por donde pueden entrar bacterias del entorno. En otros casos, podría contagiarse de una pareja sexual que tenga también una infección de esta índole, simplemente por contacto directo piel con piel.

Infecciones por virus - Los más conocidos son el virus del Herpes y el Virus de Papiloma Humano o VPH. El primero produce pequeñas ampollitas dolorosas agrupadas, sobre una base de piel rojiza. El episodio dura alrededor de una semana y es contagioso por contacto directo. Al presente la infección no es curable y tiende a repetir periódicamente especialmente cuando el sistema inmune se debilita por diversas razones. Puedes leer más sobre el Herpes genital AQUÍ.

El VPH causa diversas manifestaciones en el área genital especialmente lesiones verrugosas llamadas condilomas o verrugas genitales, que son contagiosas por contacto directo aunque no haya penetración. Este virus es también responsable de lesiones precancerosas del área anogenital y la cerviz y en algunos casos, de cánceres del cuello del útero, la vagina, del ano o de la genitalia externa. Accede AQUÍ para una presentación audiovisual detallada sobre este importante tema y cómo prevenirlo.

Otro virus frecuente que puede transmitirse por contacto sexual es el molusco contagioso, que no solamente afecta a los adultos sino a los niños, aunque no por contacto sexual. Este produce lesiones pequeñas como de 2 mm que pueden confundirse fácilmente con granitos por la afeitada y pasar desapercibidos. Puedes familiarizarte más con esta infección accediendo AQUÍ.

Dermatitis irritativas y alérgicas - La piel del área anogenital es muy fina y sensible y puede reaccionar negativamente a muchos químicos presentes en los jabones y otros productos de cuidado personal. En algunos casos, el exceso de higiene puede ser tan nocivo como la falta de higiene. Muchas personas, en su afán de mantener el área lo más limpia posible, se bañan varias veces al día con jabones fuertes que terminan causando irritación, inflamación y picor. Lo mismo podría aplicar a duchas vaginales usadas en exceso.

Sin embargo, en otros casos pueden ocurrir reacciones alérgicas, las cuales no le pasan a casi nadie y se deben a reacciones individuales del sistema inmune de cada persona. Las causas más comunes de estas reacciones alérgicas suelen ser la fragancia contenida en diversos productos pero también algunos preservativos, colorantes y hasta reacciones al látex, presente en los profilácticos. Para entender mejor la diferencia entre estos dos tipos de reacciones, accede mi artículo: «Dermatitis de contacto: Alergia o irritación».

Dermatitis por factores mecánicos - En la medida en que la población se ha puesto más gruesa y la ropa en muchos casos más ajustada, surgen con frecuencia dermatitis causadas por fricción o trauma. A esto se le añaden factores como el calor de nuestro clima y la afeitada del área (que muchos eligen) y todo eso se convierte en un ambiente muy propicio para irritación e infecciones. Aprende como evitar las foliculitis del área genital accediendo AQUÍ.

Hidradenitis supurativa - Es una enfermedad inflamatoria que afecta las glándulas sudoríparas apocrinas que se encuentran distribuidas en diversos sitios del cuerpo, entre estos el área genital. Esta enfermedad produce lesiones dolorosas y supurativas que suelen dejar cicatrices. En casos severos, pueden causar mucho sufrimiento físico y emocional para el paciente. Puedes leer más de este tema AQUÍ.

Enfermedades misceláneas - Existen diversas enfermedades dermatológicas que no son selectivas del área genital pero la afectan igualmente. En algunos casos, estas enfermedades podrían presentarse en el área genital como primera manifestación clínica. Algunas de estas son psoriasis, dermatitis seborréica, dermatitis atópica, líquen plano y otras.

Enfermedades psicosomáticas - El cerebro y la piel se desarrollan embriológicamente de la misma capa y comparten muchas similitudes en hormonas y neurotransmisores así como en los mecanismos de regulación y respuesta al estrés. Con frecuencia, cuando una persona se encuentra bajo estrés, la piel reacciona desarrollando picor localizado que puede afectar diversas partes del cuerpo, entre estas, el área anogenital.

Se establece en estos casos una especie de círculo vicioso pues, mientras más se rasca el área, más se inflama la piel y más picor se produce. Esto conlleva que la persona siga rascándose, lo que va creando que la piel desarrolle una textura gruesa y algo callosa que perpetúa el ciclo de picor y rascado. En la mayor parte de estos casos, la persona ni siquiera está consciente del factor subyacente de estrés.

En resumen, el área anogenital puede estar expuesta a numerosos y complejos factores que provocan dermatitis, inflamación y picor. Como regla general, utiliza jabones suaves para el área y trata de mantenerla seca. Luego de la ducha o el baño utiliza un abanico o un secador de pelo a temperatura fría para asegurarte que el área esté seca antes de ponerte la ropa interior. En climas cálidos, utiliza ropa interior de algodón. Luego de hacer ejercicio o trabajo prolongado trata de cambiarte a ropa seca con prontitud.

Mantén un peso saludable y utiliza ropa cómoda que no te ajuste excesivamente. Examina tus partes privadas periódicamente y si notas cualquier inflamación picor, crecimiento o dermatitis no vaciles en consultar a tu dermatólogo(a) a tiempo.