sidebar Clínica Dermatológica - Dr. Edgardo Rodríguez Vallecillo: Mitos y Realidades sobre la Luz Ultravioleta (UV)

Translate This Page

English Version

For your convenience you may translate using the available Google translator.

domingo, 23 de junio de 2013

Mitos y Realidades sobre la Luz Ultravioleta (UV)

La luz ultravioleta (UV) y sus riesgos a la piel
No se pierdan el Suplemento de Dermatología en el Nuevo Día de hoy, 23 de junio de 2013, auspiciado por nuestra Sociedad Dermatológica de Puerto Rico, en anticipación de nuestra Convención anual este próximo fin de semana.

En él encontrarán diversos artículos de interés general sobre toda la extensa gama de cuidados para la piel que ofrecemos los dermatólogos, escritos por varios colegas.


Aprovecho para incluirles mi propia contribución al mismo, sobre un tema propio del verano y del que creo que siempre hay mitos que aclarar para que disfruten con salud el verano.

mitos luz UV
Mitos y realidades sobre la luz ultravioleta
Que disfruten además la Noche de San Juan en la que NO tendrán que cuidarse de la luz UV, pues la luna, que se encuentra en su punto más cercano a la Tierra y debe lucir espectacular esta noche, no produce ningún daño a tu piel.

Accede a la imagen de mi artículo: "Mitos y realidades sobre la luz ultravioleta - No la ves pero te causa daño". Para leerlo más fácil en medios móviles, pueden leer el texto del mismo a continuación:

Todos hemos oído hablar sobre el riesgo de mucha exposición solar y desarrollar cáncer en la piel. Sin embargo, hay muchos mitos que se repiten por doquier hasta el punto que parecen ciertos.

La luz ultravioleta puede ser más peligrosa de lo que crees. No la podemos ver, pero nos hace daño. Veamos algunos de estos mitos que te exponen a riesgo.



Mito: Los días nublados no son dañinos pues en sol no quema.
Realidad: La luz ultravioleta (UV) es invisible y pasa a través de las nubes aún en días nublados. Las nubes filtran la energía infrarroja, que es la que produce el calor del sol y el día es más fresco pero el riesgo de quemarse sigue siendo alto.


Mito: Si cogemos sol poco a poco, logramos un bronceado perfecto sin daño a la piel.
Realidad: No hay tal cosa como un bronceado seguro. La piel se broncea como respuesta a daño al ADN de las células de la piel en un intento por protegerse de más daño. Aunque el cuerpo corrige por sí mismo parte de ese daño, con el tiempo el sistema inmune se deteriora y da lugar al desarrollo de cáncer.


Mito: Hay que coger sol para poder obtener la Vitamina D.
Realidad: Si bien es cierto que nuestro cuerpo elabora naturalmente la vitamina D con la exposición al sol, la cantidad que hace falta es mínima en comparación al daño que podemos recibir de un día de playa sin filtro. La mejor manera de obtener vitamina D es mediante dieta y suplementos orales. 


Mito: A las personas de raza negra no les da cáncer en la piel.
Realidad: Aunque una piel más oscura es más resistente a la luz UV y el riesgo de cáncer es más bajo, el melanoma, que es el cáncer de piel más peligroso, puede dar en cualquier tipo de piel, aun en áreas no expuestas como la planta del pie.

Mito: Con las ventanas del auto subidas no pasa la luz UV.
Realidad: El cristal bloquea la luz UV tipo B, que es la que causa más peligro de cáncer y la clásica insolación. Sin embargo la luz UV tipo A, es más abundante durante todo el día, penetra el cristal y penetra más profundo en la piel. Se asocia no solamente con producir cáncer sino con envejecimiento prematuro de la piel.


Mito: Las lámparas artificiales de luz UV, como en los salones de bronceado, son más seguras que tomar el sol.
Realidad: La lámparas artificiales aumentan significativamente el riesgo de cáncer de piel y de envejecimiento prematuro. En muchos estados de EU se ha legislado para restringir su uso en menores. No existe una “dosis saludable”.


En una isla tropical, es imposible no querer disfrutar de actividades al aire libre pero no dejes que nadie te confunda. Sigue siempre las recomendaciones que promulgamos los dermatólogos y vive saludable y mejor.


Para aprender más sobre la luz UV, accede mi artículo: "Es la luz que no vemos la que nos hace daño". Si deseas aprender cómo escoger un filtro solar, accede: "Cómo escoger el filtro solar correcto este verano".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por darnos su opinión sobre este artículo.