sidebar Clínica Dermatológica - Dr. Edgardo Rodríguez Vallecillo: octubre 2014

Translate This Page

English Version

For your convenience you may translate using the available Google translator.

miércoles, 29 de octubre de 2014

A qué edad puedo empezar Botox?

inyección de Botox cosmetic
Cuándo empezar a usar Botox es una pregunta muy frecuente que los pacientes suelen preguntarse. ¿Existe una edad demasiado joven para usarlo o un un límite en la edad adulta en que pudiera usarse? Ninguna de esas preguntas tiene una contestación simple o categórica. Cada paciente es único y el rostro de cada cual varía de acuerdo a factores genéticos y ambientales. La seguridad de Botox Cosmetic® en menores de 18 años no ha sido establecida y además es muy poco probable que alguien a esa edad necesitara recibirlo por razones cosméticas.

Por lo general, muchas personas se deciden a probarlo durante la década de los 30's, a veces hasta por curiosidad. En casos raros, hay pacientes que aún hacia finales de la década de los 20's fruncen extremadamente el ceño y pudieran beneficiarse de un uso ocasional a esta edad temprana. En realidad, cada paciente debe ser evaluado individualmente y analizar cuáles son sus expectativas y su compromiso de uso a largo plazo. La durabilidad del efecto cosmético suele ser de 3-5 meses, luego de lo cual se puede repetir cuantas veces se desee.

Aunque la seguridad del Botox para fines cosméticos y en dosis pequeñas ha sido excelente, es importante que el médico discuta con el paciente los efectos adversos potenciales que cualquier tratamiento cosmético pudiera tener. Botox trabaja causando una debilidad temporal en el músculo o músculos en donde se administra y por ende, suaviza la contracción muscular en el área, dando una apariencia más suave a la piel en donde se administró.

Los sitios más comunes y más populares son el entrecejo, las líneas horizontales de la frente y las patas de gallo. Se usa además en otros lugares como las cejas para subirlas ligeramente o para igualar la altura de las mismas en personas que por diversas razones tienen alguna asimetría facial.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Las enfermedades de la lengua

enfermedades de la lengua
Unas son más largas, otras son más activas; unas nos dan placer y otras nos pueden herir profundamente. Sí, se trata de la «sinhueso», es decir, la lengua. Mientras está saludable, raras veces nos preocupamos por ella. Sin embargo, puede ser afectada por un sinnúmero de situaciones, enfermedades y crecimientos que van desde problemas muy simples hasta algunos que pueden resultar serios. La Dermatología es una de las ramas de la Medicina que participa en la salud oral y la de las membranas mucosas, tanto de la boca como del área genital.

El tejido de la lengua y la cavidad oral está diseñado para sanar y repararse a sí mismo rápidamente, lo cual es un gran beneficio en salud, pues la lengua está sujeta a mucho trauma mecánico al masticar, en los deportes de contacto, por accidentes o por diversos tipos de prótesis orales que a veces no quedan bien adaptadas.

Por el contrario, esa misma velocidad alta de multiplicación y recuperación de sus células obra en forma negativa cuando se administran diversos tipos de quimioterapia. Estos medicamentos contra el cáncer atacan las células de un tumor, que se multiplican también rápidamente, con la idea de causar más daño al cáncer que a nuestros tejidos saludables. En estos casos, la quimioterapia no solamente afecta al tumor sino a otros tejidos normales que se reproducen rápido, lo que puede provocar numerosas ulceraciones dolorosas en la cavidad oral y la lengua.

La lengua suele ofrecer información importante al clínico mediante su color y apariencia en lo que respecta a diversos tipos de infecciones bacterianas, virales o fungales en el cuerpo que manifiestan características peculiares en la lengua. Algunas de estas son la enfermedad de Kawasaki, herpes oral primario, candidiasis, virus de Epstein-Barr, fiebre escarlatina y sífilis, entre otras.

La lengua puede ser también blanco de diversos tipos irritación o de alergia de contacto, ya sea a alimentos o a substancias químicas usadas en pastas dentales, enjuagadores bucales, dulces, goma de mascar y otros productos de aseo personal. Muchos medicamentos orales pueden provocar alergia y además de producir erupciones en la piel, pueden provocar reacciones alérgicas en las membranas mucosas y la lengua. A todas estas situaciones en que la lengua se inflama, por la razón que fuere, le llamamos glositis.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Detén el envejecimiento prematuro de tu piel


filtros solares, protección del sol
Si como muchos en Puerto Rico, has sido un asiduo fanático(a) del sol, tal vez todavía estés a tiempo para detener algunos de los problemas de envejecimiento prematuro de tu piel o fotoenvejecimiento, el término que los dermatólogos damos al envejecimiento inducido por la exposición excesiva y prolongada al sol.

Una gran parte de los cambios en nuestra piel que tradicionalmente asociamos al envejecimiento son en realidad cambios provocados por este exceso de luz ultravioleta (UV). No importa si lo has obtenido en forma natural o artificialmente con lámparas de luz UV. Estas últimas se han asociado cada vez más al aumento en la incidencia de melanoma, el cáncer de la piel más peligroso, especialmente en mujeres jóvenes de tez clara.

Compara la piel de tu cara o tus antebrazos con la de tus áreas más íntimas y protegidas del sol y notarás la diferencia de inmediato. Verás que no hay pecas, ni manchas color marrón ni muchas otras imperfecciones y arrugas que vemos en la piel que ha sido curtida por años de exposición al sol. Sin importar nuestro tipo de piel, según envejecemos ocurren ciertos cambios naturales como sequedad, pérdida de elasticidad, disminución en el colágeno, adelgazamiento de la piel y arrugas.

La piel fotoenvejecida, sin embargo, es diferente a la que envejece de manera natural, tanto en apariencia como en función. Por ejemplo, la piel fotoenvejecida suele ser más gruesa y sus arrugas más profundas. Además, los capilares superficiales se dilatan y se forman manchas claras y oscuras provocando irregularidad en la coloración. Las personas de tez más clara, que catalogamos como Fototipo I y II, son naturalmente los más vulnerables a este daño, pero aun las pieles más trigueñas se benefician de evitar el abuso del sol.

A la mayoría de las personas tan solo les preocupa el efecto cosmético de lucir mayor de lo que se es. El verdadero problema, sin embargo, es que esta piel abusada del sol pierde parte de su habilidad natural de corregir de manera espontánea parte del daño al ADN provocado por el bronceado y esta falla en el sistema inmune nos hace más vulnerables al desarrollo de cualquiera de los varios tipos de cánceres de la piel. Puedes aprender más sobre la detección temprana del cáncer de piel accediendo AQUÍ.

Aunque los cánceres más comunes de la piel raras veces son fatales, algunos como el melanoma maligno, cuya incidencia ha ido en un aumento vertiginoso en las últimas décadas, pueden resultar mortíferos si no se detectan con prontitud. Por esta razón es importante que conozcamos los riesgos del fotoenvejecimiento y tomemos acción para prevenirlo.

El sol produce toda una gama de ondas electromagnéticas, la mayoría de las cuales, o son filtradas por nuestra atmósfera (asumiendo que no se deteriore más la capa de ozono), o no son peligrosas a los seres humanos.  La parte más importante de ese espectro que sí llega a la Tierra es la luz visible, que es la que nos permite ver los objetos a nuestro alrededor, la infrarroja que produce el calor y la luz UV, que es la más peligrosa a nuestra piel.

La luzultravioleta (UV) es invisible, pero atraviesa la atmósfera aun en días nublados. Por definición, existen tres tipos de luz UV, de acuerdo a su largo de onda:

  • UVC (200-280nm) - Muy dañina a la piel pero no llega a la Tierra, pues es filtrada en su totalidad por la capa de ozono (aun reducida, como al presente).

  • UVB (281-320nm) - Es la responsable de la clásica insolación, en la cual la piel se torna rojiza y quemada. Es altamente cancerígena y está presente en mayor cantidad en las horas más fuertes de sol. Se filtra en gran medida por la capa de ozono.

  • UVA (321-400nm) - Es mucho más abundante que la UVB y no varía mucho en intensidad durante las horas del día ni con el hecho de que el día esté nublado. No es tan cancerígena como la UVB y no causa mayores síntomas en la piel. Sin embargo, por tener un largo de onda mayor que la UVB, atraviesa la capa de ozono, las nubes, los cristales de los autos y penetra más profundo en nuestra piel, lo que causa daño directo a las fibras de colágeno, la proteína estructural principal de la piel. UVA es el largo de onda principal en las lámparas de los salones de broncear.


miércoles, 1 de octubre de 2014

Nuevo medicamento oral para la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad autoinmune de carácter sistémico, pero con manifestaciones mayormente dermatológicas. En casos severos puede afectar grandes áreas de la piel, el cuero cabelludo, las uñas y a veces las coyunturas, provocando así un tipo peculiar de artritis inflamatoria. La FDA acaba de aprobar un nuevo medicamento oral, llamado Otezla® (apremilast) para casos moderados o severos. Había sido previamente aprobado para artritis psoriática.

La psoriasis produce áreas rojizas bien localizadas con escamas blanquecinas bastante adheridas que pueden sangrar ligeramente si se rascan con firmeza. Son particularmente frecuentes en los codos y rodillas, así como en el tronco y el cuero cabelludo.
La psoriasis no es contagiosa y es diferente de la caspa o dermatitis seborreica. Las uñas se afectan con frecuencia y la apariencia puede ser muy parecida a las infecciones por hongos. En muchos casos hay que hacer cultivos u otros estudios para establecer con certeza el diagnóstico.


Las placas de la psoriasis suelen ser indoloras excepto cuando ocurren en áreas como las manos o pies, es decir, palmoplantar. En estos sitios la enfermedad puede interferir con las tareas cotidianas, académicas o de trabajo así como con actividades deportivas pues la piel seca y escamosa se agrieta con facilidad. Esto provoca dolor y riesgo de infección secundaria. El picor puede ser variable pero en ocasiones incómodo y persistente.

El proceso inflamatorio que la psoriasis produce en el cuerpo, se está asociando a toda una gama de otras condiciones o comorbilidades tales como obesidad, enfermedad cardiovascular y síndrome metabólico. Estos casos severos provocan además un componente frecuente de depresión, angustia y pobre autoestima pues las personas con psoriasis se sienten rechazadas o avergonzadas por su apariencia, lo que puede afectar hasta su vida íntima. Peor aún, el estrés es un detonante frecuente de la enfermedad por lo que, en muchos casos, se establece un círculo vicioso negativo.

Afortunadamente, en la última década han ido apareciendo nuevos y mejores tratamientos para casos moderados a severos, la mayoría inyectables. Se les conoce en conjunto como medicamentos "biológicos" y generalmente pueden ser administrados por el propio paciente periódicamente.