sidebar Clínica Dermatológica - Dr. Edgardo Rodríguez Vallecillo: ​​ Dermatitis de contacto: alergia o irritación

Translate This Page

English Version

For your convenience you may translate using the available Google translator.

lunes, 2 de junio de 2014

​​ Dermatitis de contacto: alergia o irritación

reaccion alergica a zapatos
Las dermatitis de contacto implican una inflamación de la piel que ocurre luego del contacto con alguna substancia del medio ambiente, como del lugar de trabajo, de nuestra ropa, zapatos, de medicamentos tópicos y hasta de los productos que usamos para nuestro aseo o cuidado personal.

Sin embargo, el mecanismo por el cual ocurren estas dermatitis puede ser diverso y en algunos casos puede implicar irritación, que es el tipo más común de dermatitis o puede ocurrir una reacción alérgica que ya es algo más raro. Una alergia solamente ocurre en aquellas personas que son sensibles a determinado producto o substancia.

Las dermatitis de contacto por irritación son particularmente comunes cuando usamos substancias irritantes como serían solventes tales cómo gasolina, "paint thinner" y otras substancias volátiles. Además, jabones fuertes o detergentes para limpieza, especialmente detergentes industriales, pueden causar comúnmente este tipo de reacción irritante que se ve habitualmente en las manos o la cara. Las dermatitis de contacto irritantes ocurren en la mayoría de las personas que se exponen a estos químicos por tiempo suficiente o con la frecuencia suficiente. Algunos irritantes fuertes tales como algunos ácidos pueden causar este tipo de reacción con una corta y única exposición.

Por otro lado, la dermatitis de contacto alérgicas ocurren solamente en personas selectas que desarrollan sensibilidad a una substancia o producto específico. En este tipo de reacción, el sistema inmunológico o sistema de defensa de nuestro cuerpo reacciona intensamente cuando se expone a esa substancia. Esto suele causar una erupción rojiza, mucho picor y en algunos casos, cuando la inflamación es severa, puede causar ampollas de agua. La susceptibilidad a determinada substancia va a variar mucho con cada persona y el tiempo que le puede tomar para desarrollar esa alergia puede ser muy variable.

Algunas substancias, como la hiedra venenosa (poison ivy), pueden causar alergia aún con una sola exposición. Una vez que el cuerpo desarrolla sensibilidad a una determinada substancia ocurre una especie de memoria inmunológica que hace que la persona siga siendo alérgica para siempre a dicha substancia. A diferencia de una reacción irritante, que requiere generalmente una cantidad significativa de substancia para reaccionar, las reacciones alérgicas ocurren con solamente una mínima exposición al alérgeno.

Entre los alérgenos de contacto más comunes se encuentran:
  • Metales - como por ejemplo el níquel, presente en muchos objetos comunes como monedas y en la joyería de fantasía
  • Fragancia - que se encuentra en perfumes y muchos productos de uso cosmético o de cuidado personal
  • Cosméticos - que pueden contener un sinfín de ingredientes que pueden provocar alergias, entre ellos fragancia
  • Tintes del cabello - los cuales contienen PPD, un alérgeno que también le están añadiendo a tatuajes temporales
  • Productos de goma o hule
  • Acrílicos - como los que se encuentran en ciertos pegamentos y uñas postizas
  • Medicamentos tópicos - ej. neomicina, bacitracina, difenhidramina
 Existen además otros tipos de alergia de contacto que envuelven exposición a la luz del sol (fotocontacto). Este tipo de reacción ocurre cuando aplicamos alguna substancia sobre la piel que reacciona cuando se expone al sol. Las reacciones alérgicas provocadas por el sol pueden ocurrir además con algunos medicamentos orales, lo que llamamos fotosensibilidad.  Estos medicamentos no provocan reacción mientras se está a la sombra, pero pueden provocar una erupción cuando el paciente se expone al sol.

Entre las categorías de medicamentos que pueden provocar esa fotosensibilidad se incluyen:
  • Algunos analgésicos
  • Medicamentos para la presión alta
  • Algunos diuréticos
  • Algunos medicamentos para la diabetes (diabetes mellitus)
Aunque la causa de estas dermatitis en algunos casos puede ser bastante obvia hasta para el propio paciente, algunas alergias pueden ser muy difíciles de sospechar o detectar y puede requerir hacer un historial bien detallado y estudios especializados, usualmente por dermatólogos y/o alergistas.

El tratamiento principal consiste del uso de medicamentos de cortisona ya sean tópicos o por vía oral en casos severos. Cuando se determina el origen de la alergia o de la irritación y se evita en el futuro la substancia que causó el problema, la dermatitis puede desaparecer indefinidamente.